Prepárate para una ruta por tierras murcianas

Lo primero que nos viene a la mente de Murcia es su fértil huerta regada por el río Segura. Su fundación no llegaría hasta el 831, año en que el emir de Córdoba, Abderramán II mandó construir una ciudad amurallada a orillas del río Segura y la convirtió en capital de la provincia califal. Murcia nos ofrece sorprendentes rincones llenos de frescura y cómo no esa dualidad mediterránea de contar con magníficas playas que dan a dos mares, y a poco que nos adentremos en la región, bellísimos parajes solitarios de alta montaña.

Foto: La Manga

Descubriendo rutas por los alrededores, los enlaces por carretera con las poblaciones costeras son rápidos, enlazando estrechas, aunque rectas carreteras por las que se suceden pueblos muy tradicionales. De entre sus calles gremiales, como las de la Platería, la Trapería o los Vidrieros, se levanta la torre de su Catedral, de 92 m. de altura. La iglesia reúne muchos elementos renacentistas y barrocos, aunque su interior es claramente gótico. En su interior sobresale la Capilla de los Vélez, magnífico ejemplo del gótico florido. El pintor Salzillo fue natural de aquí, siendo considerado una de las primeras figuras del Barroco Español y protagonista sin duda de sus pasos de Semana Santa. Las barriadas de San Pedro, Santa Catalina y los alrededores de la plaza de las Flores son algunos de los puntos elegidos para visitar la ciudad.

Foto: Catedral de Murcia

Nuestro recorrido por Murcia finaliza en el hermoso Paseo del Malecón, vínculo de la ciudad con la huerta. Una de las zonas más atractivas es La Manga del Mar Menor, un destino en el que relajarse disfrutando del mar y de las actividades de su Estación Náutica. Además, hallarás playas extensas y blancas como las de San Pedro del Pinatar; calas medio salvajes como las de Cartagena, paisajes curiosos como las erosiones de Mazarrón o localidades pesqueras como Águilas.

Foto: Paseo del Malecón

Pero hemos venido a Murcia a rodar, y los largos llanos prelitorales que atravesamos por la MU 602 desembocan en carreteras mucho más sinuosas. Saliendo por el desvío de Alhama, la zona natural de Sierra Espuña es uno de los vergeles naturales menos conocidos de España. Se considera un logro forestal dado que su arbolado procede de una portentosa reforestación. Aquí vive una extraña especie, el muflón del Atlas, bien aclimatada al nuevo entorno. La C- 3315 es un tramo muy revirado. Las pistas por Sierra Espuña son estrechas y de asfalto roto, sembradas de grava y aguja de pino resbaladizas, hemos de ir despacio. Además, es el punto de mayor pluviosidad de la provincia. Al fondo se vislumbra la Morra de Totana, con su 1.685 m. de altitud.

Foto: Sierra Espuña

Recorreremos 24 km. hasta alcanzar el puerto de Espuña y la aldea de Pliego, que fue punto defensivo, donde nos desviamos hacia el oeste hacia Casas Nuevas. La vertiente norte de esta Parque Natural nos mostrará su cara más abrupta y bella. Transitamos ahora por un tramo muy solitario hasta el cruce con la MU 503, a los pies del pico Burras.

La ruta sigue surcando el norte por Zarzadilla de Totana y las Terreras, y por la C- 3211 hasta Caravaca de la Cruz, con su altanero castillo bajo el que se acoge su trazado urbano, que fue primero musulmán, después de la Orden del Temple y finalmente de la de Santiago. Se dice que en su basílica se guarda un trozo auténtico de la cruz de Cristo. En Caravaca es imprescindible probar sus dulces de yema y paparajotes. Reiniciando nuestra excursión hasta Moratalla nos aguarda una nutrida colección de curvas, y más concentradas si cabe, ya camino de las Murtas, siguiendo por la MU 708.

Este extremo más occidental deja entrever las estribaciones de las sierras del Segura, ya en la provincia de Albacete. Nos topamos ahora con la MU 510, que nos llevará hasta Calasparra. Además de su afamado arroz, de especiales cualidades culinarias por su resistencia a la cocción, y único del mundo con denominación de origen, la Cueva del Puerto es de las mayores muestras espeleológicas del levante español. Casi sin darnos cuenta, estamos enfilando el Valle de Ricote, o también llamado Valle Morisco, por ser el último reducto árabe en España.

Foto: Sierra de Segura

El río Segura lo convierte en un precioso vergel de frutales y palmeras, casi desconocido. Archena se sitúa entre densos jardines a orillas del río, donde se encuentra su balneario, que data de la época romana y en cuyo interior se ubica el Santuario de la Virgen de la Salud. En Abarán podemos recorrer su Ruta de las Norias, entre ellas la noria Grande, que data de 1805 siendo además la más grande de España en uso, y subir con el coche hacia al Mirador de los Santos Médicos o al del Cabezo de la Cruz y disfrutar de las vistas del Valle, al tiempo que saboreamos unas picardías o turrón artesano.

Foto: Río Segura

En Cieza se conserva un rico patrimonio arqueológico de todas las épocas: pinturas rupestres, poblados íberos, restos romanos, y la impresionante Medina Siyâsa -ciudad árabe-, desde la falda de su castillo y con exposición permanente en el museo de la ciudad. Si nos entra el gusanillo, son famosas sus aceitunas partidas, horchata de avellana o las tortas de pan dormío.

Foto: Cieza

Si ahora lo que el cuerpo nos pide es un buen sitio para descansar de la jornada, podemos prever una pausa en la Hospedería Rural Almunia en Caravaca de la Cruz, del club de hoteles con encanto de Ruralka. Una antigua casa murciana completamente restaurada con mucho detalle. Un cuidado hotel, de larga tradición, y caracterizado por su tranquilidad y el respeto por el lugar, como homenaje a la riqueza de este paraíso sureño, bañado por dos mares. El lugar perfecto para cobijarnos en las cálidas tierras murcianas.

Rutómetro

Itinerario

Murcia – Cartagena – Mazarrón – Alhama – Pliego – Zarzadilla de Totana – Las Terreras – Caravaca de la Cruz – Moratalla – Calasparra – Archena – Abarán – Cieza

  • Ruta total: 333,7 km
  • Tiempo estimado: 6 horas
  • Época recomendada: Primavera, Verano, Otoño e Invierno

Puntos de interés

  • Murcia: Catedral, Real Casino, Ayuntamiento, Puente Viejo, Puente Nuevo, Mercado de la Verónicas, Las Barriadas de San Pedro, Santuario de La Fuensanta, Iglesias Barrocas de San Andrés, Jesús y del Salvador, paseo del Malecón y huerta.
  • Alcantarilla: Museo de la huerta.
  • Cartagena: Castillo y bahía, Teatro Romano, Museo ARQUA, naval y submarino de Peral.
  • Playas de La Manga del Mar Menor.
  • Mazarrón: Ayuntamiento (Monumento Nacional), Museo Arqueológico y Factoría Romana de Salazones, Torre de Santa Isabel, Restos Arqueológicos de las Salinas y Villa del Alamillo, Erosiones de Bolnuevo y Punta de los Gavilanes.
  • Caravaca de la Cruz: Santuario de la Vera, Iglesia del Salvador.
  • Cieza y Calasparra: El Cañón de los Almadenes.

Hoteles recomendados

Regala la Escapada Motera
Download file: Ruta por Murcia.gpx