Una ruta por los castillos de Toledo y Ávila, pasando por la Sierra de Gredos. Dormimos en Miluna, un hotel diferente bajo las estrellas.

Empezamos una nueva ruta en moto por Toledo en Hormigos, un pequeño pueblo de la provincia de Toledo. Cogimos la N-403 hasta llegar a Escalona, un conjunto amurallado del siglo XII, donde aparcamos la moto y seguimos la ruta a pie. Lo primero que nos encontramos desde el este del pueblo es la Puerta de San Ramón, considerada  como “la puerta de atrás” de Escalona ya que durante la Edad Media esta puerta solo se abría durante ferias y grandes acontecimientos. Seguimos hasta el Castillo de Escalona, el cual se construyó en el siglo XV, sobre una antigua fortaleza árabe con bastantes características mudéjares. Para entrar en el castillo, contratamos a un guía que nos llevó por la parte interior y descubrimos rincones e historias muy interesantes. Desde el castillo fuimos dirección a la Puerta de San Miguel, formada por  dos arcos de piedra, entre ellos quedan restos de una bóveda trasversal de cañón. Además  sobre la puerta y apoyado sobre la muralla, hay una torre de campanas. Ya por último visitamos el Monasterio Carmelita de la Santísima Encarnación un edificio de una sola planta de arte gótico.

Salimos de Escalona con muy buen sabor de boca ya que no esperábamos encontrar unos monumentos tan bien conservados, totalmente recomendable visitar esta ciudad medieval. Cogimos la CM-5005, una carretera de doble sentido bastante mal pavimentada Pasamos por  pequeños pueblos como Nombela o Pelahustán donde no nos detuvimos ya que nuestra ruta motera era muy larga. Nos desviamos hacía El Real de San Vicente en la CM-5001, un pequeño municipio llamado así por ser el campamento de auxilio de Talavera y Toledo en caso de ataque durante el siglo XI. Como puntos de interés resaltamos la Iglesia de Santa Catalina, en su interior se encuentran cuatro esculturas de madera policromada del siglo XVIII entre la que destaca por su belleza la Virgen de los Dolores. Y Los Molinos de Tejea los cuales son de una sola piedra, salvo el cuarto que cuenta con dos y que también tenía dos plantas; la superior destinada a la vivienda y la inferior como molino.

Seguimos nuestra ruta hacía Castillo de Bayuela por la CM-5002, un lugar donde encontramos restos de épocas muy antiguas, desde el Paleolítico y la Edad de Bronce; a la época romana y musulmana. Aparcamos en una de sus calles en pendiente y nos dirigimos hacía la plaza donde nos encontramos esculturas zoomorfas de “Los verracos”. En cuanto a la Iglesia de San Andrés Apóstol, nos llamó la atención el uso de la famosa cerámica talaverana para decorar su  zócalo, altar y púlpito. Cogimos la moto para ir al castillo, a las afueras del pueblo, una fortaleza en ruinas de origen muy antiguo el cuál visitamos con un guía.

Nos incorporamos desde la CM-5002 a la TO-9045-V, una carretera de doble sentido como la anterior pero mejor pavimentada y con curvas mucho más pronunciadas. Además entre Castillo de Bayuela y Navamorcuende condujimos entre un conjunto de árboles, un precioso escenario que parecía sacado de un cuento. Llegamos a Navamorcuende, un pueblo donde nos costó aparcar debido a sus estrechas calles. Una vez estacionado, nos dirigimos hacia el centro del pueblo para visitar la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Nava, de alto interés turístico y cultural, y la ermita del Santo Cristo de los Remedios.

Salimos dirección a Pedro Bernardo por el camino de Navamorcuende, un camino de tierra de un solo carril rodeado de fresnos y distintos árboles. Nos incorporamos a la CM-5100, abandonando el camino de tierra por una carretera pavimentada como las anteriores de doble sentido. Llegamos a Pedro Bernardo, una villa medieval a cuyos habitantes curiosamente se les llama “cuchareros” , un gentilicio que parece provenir de una antigua habilidad de los habitantes del lugar para fabricar utensilios de madera como las cucharas, un dato muy curioso. Como monumentos o puntos de interés destacamos la Iglesia parroquial de San Pedro Advíncula y el Mirador del puerto, desde donde se puede ver el todo el municipio.

Al salir del pueblo cogimos la carretera AV-922, una carretera pavimentada de un solo carril hasta llegar a la frontera de la Sierra de Gredos donde fuimos por la N-502 para llegar hasta Puerto de Pico, un precioso mirador donde podemos ver todo el esplendor de un pequeño valle de la Sierra de Gredos. Además se encuentra la cazada medieval de Puerto del Pico, de gran valor histórico ya que es una de las mejor conservadas de España.

Dejamos atrás la Sierra de Gredos, por la N-502 hasta Mombeltrán, un pueblo presidido por su impresionante castillo bien conservado que surgieron como torres defensivas. Desde Mombeltrán bajamos 49 km directamente hasta Talavera de la Reina, una ciudad llena de monumentos históricos, al entrar encontramos un poco de atasco. Visitamos la Basílica de Nuestra Señora del Prado, patrona de la ciudad, es también llamada la Capilla Sixtina de la cerámica, pues este vistoso arte muestra aquí todo su esplendor. El puente Romano, el más viejo de los tres con los que cuenta Talavera sobre el río Tajo, se cree que parte de él podría ser de origen romano aunque queda muy poco de aquella época. La Puerta de Sevilla, cuyo nombre indicaba la ciudad principal en cuya dirección se encaminaban los viajeros que salían de Talavera, y por último el Teatro Victoria. Un antiguo Corral de Comedias cuyo estilo es  una combinación de arquitectura modernista con balcones metálicos historiados y azulejería. El interior de estilo francés, acogedor, presenta adornos de escayola, balaustradas de buena cerrajería y pilares metálicos que encajan en una adecuada decoración.

Salimos de Talavera por la CM-4000 una carretera mejor pavimentada que las anteriores, dirección Malpica del Tajo nuestra última parada. Ya en Malpica del Tajo simplemente paseamos por el exterior del Castillo, uno de los pocos castillos españoles que han continuado habitados desde su construcción. Sólo puede visitarse por fuera, pero merece la pena recorrer su perímetro para tener una imagen fiel de cómo eran estas fortalezas cuando estuvieron en uso.

Ya de vuelta a Hormigos, nos dirigimos al hotel Miluna, Open Nature Rooms para disfrutar de una noche diferente en una de sus burbujas panorámicas transparentes abiertas al cielo donde observamos una noche estrellada como nunca antes habíamos visto. Una fusión única entre lo más intimo y lo más salvaje, un hotel hecho para disfrutar de una noche mágica bajo las estrellas donde no querrás dormir, sino disfrutar al máximo de la experiencia.

Rutómetro

Itinerario

Hormigos -Escalona – Castillo de Bayuela – El Real de San Vicente – Castillo de Bayuela – Navamorcuende – Pedro Bernardo – Puerto del Pico – Mombeltrán – Talavera de la Reina – Malpica de Tajo -Hormigos

  • Ruta total: 365 Km 
  • Época recomendada: Todo el año.

Puntos de interés

  • Puerta de San Ramón
  • Castillo de Escalona
  • Puerta de San Miguel
  • Iglesia de Santa Catalina
  • Iglesia de San Andrés Apóstol
  • Castillo de Bayuela
  • Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Nava
  • Puerto del pico
  • Castillo de Bayuela
  • Iglesia parroquial de San Pedro Advíncula
  • Puerta de Sevilla
  • Sierra de Gredos
  • Castillo de Malpica del Tajo
  • Monasterio Carmelita de la Santísima Encarnación

Hoteles recomendados

Regala la Escapada Motera
Descargar

Déjanos tus datos y descárgate la ruta en GPX para verla en tu navegador

BMW 1250RT