En 2007, fruto de la I Conferencia Internacional “Starlight” promovida por el Instituto de Astrofísica de Canarias, nacen los principios y recomendaciones contenidas en la “Declaración sobre la Defensa del Cielo Nocturno y el Derecho a la Luz de las Estrellas”. Con ella se pretende la difusión cultural de la astronomía y el desarrollo económico sostenible local a través del “astroturismo”. Gracias al Certificación “Starlight” se impulsa en todo el mundo una forma activa de defender la observación y aprendizaje de la astronomía como patrimonio de la humanidad, protegiendo el derecho a la capacidad de disfrutar de la luz de las estrellas y el desarrollo de actividades basadas en este recurso.  

Fruto de ello se han creado en España numerosos destinos que además de garantizar unos cielos con unas condiciones magnificas de iluminación, con unos firmamentos limpios y oscuros para observar con la máxima nitidez un sinfín de fenómenos atmosféricos, son compatibles con otras actividades en la naturaleza. Además de Tenerife, La Palma, Gran Canaria y Fuerteventura, provincias como Teruel, Ávila, Granada o Navarra ya forman parte de la lista del destino turístico “Starlight”. Además de sus localidades, la certificación ofrece sus parques estelares como el Observatorio Astronómico La Hita de Toledo o el Observatorio Cabezo de la jara en Murcia nombrados apenas hace un año. En este sentido, España cuenta con 13 reservas naturales certificadas y 27 destinos turísticos. 

Foto: La Hita de Toledo

Los cielos de la provincia de Teruel son los mejor valorados de Aragón para la observación de estrellas. El clima seco, el escaso nivel de contaminación lumínica y la baja densidad poblacional contribuyen a las noches despejadas con un manto de astros a los que mirar. La Sierra de Albarracín, declarada destino y reserva “Starlight”, es uno de los destinos que un aficionado al “astroturismo” no se puede perder. Coincidiendo con la berrea de los ciervos, en las localidades de Noguera de Albarracín, Bronchales y Tramacastilla, se organizan paseos nocturnos para vivir más de cerca la época de Berrea al mismo tiempo que se contemplan las estrellas. “Berrea bajo las estrellas” es una experiencia con la que biólogos especializados nos guían en el momento del cortejo del ciervo al atardecer y, al llegar el crepúsculo, tenderse en el suelo y quedarse absorto mirando el firmamento resplandeciente.  

Foto: Sierra de Albarracín

Foto: Albarracín

Puedes alojarte en uno de los tres hoteles pertenecientes al club de hoteles con encanto de Ruralka que encontramos al oeste de Teruel: Un sueño en la Baronía en Corbalán es un coqueto hotel de cuatro habitaciones construido en piedra y yeso. El Hotel La Realda, en Gea de Albarracín, en el que también podrás disfrutar de su bonita decoración con un suntuoso mobiliario. Muy cerca de aquí, los Apartamentos Los Aljezares tienen un encanto especial y ambos en pleno corazón de Albarracín.  

Podemos practicar igualmente turismo “de estrellas” lo tenemos igualmente muy cerquita del centro peninsular. La Sierra de Gredos, en Ávila, es el destino “Starlight” más próximo a nuestra  capital, ideal para ver las famosas Perseidas -que también suelen llamarse “Lágrimas de San Lorenzo”- entre el 9 y el 15 de agosto. La Sierra de Gredos logró su certificación “Starlight” en 2013, ganándose también la Certificación de “Cielo Oscuro Starlight”, que se otorga a los espacios en los que se garantiza una total oscuridad en un rango de unos 900 kilómetros. La plataforma de Gredos u otros puntos despejados nos permitirá contar infinidad de estrellas fugaces en estas noches de agosto, siendo la velada del próximo 13 la mejor fecha para observarlas. 

Foto: Perseidas

Navaluenga es una de las últimas incorporaciones a la lista de destinos “Starlight” construyendo un Mirador de Estrellas a las afueras de la localidad. Después de Navaluenga, en la zona se han instalado una red de 19 miradores estelares situados en los municipios de Arenas de San Pedro, El Hornillo, El Arenal, San Esteban del Valle, Villarejo del Valle, Santiago de Tormes, Zapardiel de la Ribera, Navatejares, Puerto Castilla, El Barraco, Navaluenga, El Tiemblo,  Candeleda, Navalperal de Tormes, Umbrías, Nava del Barco, Navarredonda de Gredos, Hoyos del Espino y San Martín del Pimpollar. La rezón estriba en sus especiales condiciones de altitud, donde existe una mínima contaminación lumínica y favorece un cielo despejado en verano, a lo que hay que sumar las características medioambientales propias del Parque Regional de la Sierra de Gredos.  

Foto: Sierra de Gredos

En la provincia de Ávila puedes elegir entre varias opciones del club de hoteles con encanto de Ruralka. La Trocha de Hoyorredondo estás situado a las faldas del Parque, en el Valle del Río Corneja  y Valle del Tormes en un entorno bello y tranquilo. El Hotelito en Navaluenga, más cercano a la vega del Río Alberche y el embalse de El Burguillo (establecimiento Motorfriendly), una romántica y coqueta Casa rural El Corral del Nido en La Carrera, casi lindando con la provincia de Cáceres, El Vergel de Chilla en Candeleda, al sur de las cumbres de Gredos o también El Rinconcito de Gredos en Cuevas del Valle también muy cercano a sus macizos montañosos. 

Foto: El Vergel de Chilla, Candeleda, Ávila

En Granada presumimos de poder contar con “el techo” de la Península Ibérica y desde nuestras emblemáticas cumbres donde casi podemos acariciar estrellas sin ponernos de puntillas. Mil metros por debajo de los picos Mulhacén y Veleta y el pueblo de la Hoya de la Mora es uno de los puntos de observación favoritos de la bóveda estelar, aunque también los son pueblos como Cuevas La Granja (Benalúa de Guadix), Cuevas Algarves de Gorafe, (Gorafe) y Cuevas Balcones de Piedad (Balcones-Olivar Guadix) con certificación “Starlight”. Como ocurre en Ávila la combinación de pequeñas poblaciones con sus elevadas cotas de altitud, en plano Parque Nacional, logran una combinación perfecta de baja contaminación lumínica. 

Foto: Sierra Nevada, Mulhacén

La antigua capital del Reino Zirí te tiene reservado un estupendo destino como es El Balcón de la Nieves en La Zubia, del club de hoteles con encanto de Ruralka, a los pies del Parque Natural de Sierra Nevada y a un paso de La Alhambra. 

Foto: Vistas desde El Balcón de las Nieves, La Zubia, Granada, Andalucía

Si la caprichosa climatología del norte de España no nos juega una mala pasada esporádica, el Valle del Roncal en Navarra, situado en la Merindad de Sangüesa es, sin duda otro de los paraísos para el “astroturismo”. A una hora de Pamplona y algo menos desde Jaca, Roncal es uno de los pueblecitos más bonitos del Pirineo oriental navarro. Es uno de los rincones más recomendables este verano para escaparse y disfrutar del turismo en la naturaleza y la contemplación de estrellas. Hay infinitas excursiones y senderos por los que caminar como el que lleva al Valle de Belagua, el único valle de origen glaciar de todo Navarra con sus preciosas cumbres como telón de fondo. Como en otros puntos del planeta, el fenómeno de las Perseidas. Este 2021 será un año indicado al encontrarse la Luna en fase de luna nueva entre el 8 y el 14 de agosto.  

Foto: Valle del Roncal

Foto: Valle de Belagua

Después de disfrutar de  una larga noche contemplando estrellas, dormirás como un lirón en un auténtico caserío navarro en Casa Rural Azpikoetxea en Etxarri Larraun, o también en Irati Barnean en Orbaizeta, ambos con certificación Motorfriendly, cinco iglús privados en plena selva de Irati para que además de seguir escudriñando el cielo desde ellos, puedas sumar nuevas experiencias en la naturaleza.