Una ruta diferente, saliendo de Huelva a Santa Cruz de Tenerife con nuestra moto en Ferry. Descubrimos las maravillas de la isla a todo gas.

Empezamos una nueva ruta en moto, esta vez con un toque algo diferente. Salimos de Huelva y cogimos el ferry con nuestra moto dirección Santa Cruz de Tenerife, tardamos 36 horas. Llegamos a primera hora a la isla, aunque tardamos un rato en salir del ferry debido a la gran demanda de viajeros, nos pusimos en marcha hacia nuestra primera parada. Aparcamos la moto cerca de la Plaza de España, justo al lado del puerto, y visitamos la ciudad a pie para estirar un poco las piernas después de un largo viaje en Ferry. Visitamos el Castillo de San Cristóbal, construido en 1575 pero se derribó para construir la Plaza España, el centro de la ciudad. Actualmente lo que queda del castillo está enterrado bajo Plaza España y se puede acceder a él a través de unas escaleras que hay en la plaza. En la visita pudimos ver el cañón que le arrancó un brazo al corsario Horacio Nelson cuando intentó conquistar Tenerife. Seguimos andando hasta el Mercado Nuestra Señora de África, un precioso edificio de los años 40 donde encontramos los mejores productos de la zona. ¡Daban ganas de comérselo todo! Pasamos por la Fuente Plaza Weyler y el  Palacio de Capitanía General de Canarias, sede de la Jefatura general de Santa Cruz de Tenerife. Por último visitamos el  Edificio La Lucha Fabrica de Tabacos, volvimos a  Plaza de España y cogimos nuestra moto para seguir la ruta.

Por la TF-4, empezamos nuestra ruta por la costa en una carretera muy bien pavimentada y de cuesta pronunciada. En pocos kilómetros cambiamos de carretera y por la T-29  pasamos por pequeños pueblos con encanto propio. Al llegar a Taco nos sorprendió conducir al lado de las vías del tren en un carretera de un solo carril y sentido único. Llegamos a Santa María del Mar, pueblo donde se encontraba nuestra primera parada, el Molino de viento de Cuevas Blancas. No encontramos ningún tipo de señalización para llegar hasta allí,  así que tuvimos que apañarnos con el gps. En la TF-28 nos desviamos por un pequeño camino muy mal pavimentado con algún que otro socavón, hacía la costa. Encontramos, por fin, el Molino de viento de Cuevas Blancas, un Molino troncónico de 9 metros de altura, dividido en tres pisos, usado para obtener el gofio, declarado bien de interés cultural. Volvimos a la carretera T-28  para seguir hacía nuestra siguiente parada, esta vez la carretera estaba bien pavimentada y de doble sentido bajando la montaña con curvas muy pronunciadas.

Llegamos a Tabaiba, entre la autopista y la costa, aparcamos nuestra moto ya que para llegar al arco hay que ir andado y nos pusimos en ruta hacia el Arco de piedra Tabaiba o Arco del Varadero, un curioso arco de piedra natural con vistas al Valle de Güímar. Seguimos la ruta por una carretera secundaria pegada a la autopista hacía Candelaria, nuestra siguiente parada. Aparcamos nuestra moto en frente del ayuntamiento y seguimos la ruta a pie. Fuimos andando por la Av. de la Constitución hasta llegar al paseo marítimo donde nos impresionamos de las hermosas vistas. Llegamos a la Plaza Patrona de Canarias, a un lado de esta plaza se encuentran las estatuas de los nueve Meceyes  que gobernaban los nueve menceyatos de Tenerife. Actualmente son estatuas de bronce, las cuales sustituyeron a otras esculpidas en piedra volcánica que fueron trasladadas a otra avenida de la población. Girando a la derecha en la plaza nos encontramos la Basílica de nuestra señora de la Candelaria, una basílica está consagrada cuya imagen original fue hallada en 1390 por dos pastores aborígenes guanches. La Basílica de Candelaria fue construida en el lugar donde los guanches veneraron a la Virgen tras la conquista situada detrás del santuario. Hoy en día, la basílica se constituye como uno de los principales santuarios marianos y de peregrinación de España. Ya por último, un poco apartada de la playa, la Parroquia de Santa Ana. Fundada por los vecinos de la localidad en 1575, posee un rico patrimonio artístico en su interior.

Cogimos nuestra moto para seguir la ruta, fieles a la TF-28,  pasamos la Hidalga para visitar la Cueva de Chingaro, una gruta que según los historiadores fue la cueva-palacio del mencey Acaymo. En ella, los guanches rindieron culto a la Virgen de Candelaria, a la que asociaban con la diosa aborigen Chaxiraxi hasta que fue identificada como la Virgen María por parte de los conquistadores. Fue, por tanto, el primer santuario de la Virgen de Candelaria en todo el archipiélago, y posee una gran importancia arqueológica.

Unos kilómetros más adelante, ya en Güímar, nos desviamos para visitar el Parque Etnográfico Pirámides de Güímar, nominado al Premio de Museo Europeo del Año 2017, es un gran museo al aire libre que reúne varias rutas y jardines especializados en torno a unas estructuras piramidales orientadas al sol en fechas astronómicas clave. Las pirámides son objeto de debate entre historiadores y arqueólogos ya que no se sabe a ciencia cierta su procedencia. Por la Calle Nazaret,  llegamos los Lavaderos de Chacaica. Este encantador paraje de Güimar ha sido declarado bien de interés cultural, en la categoría de Sitio Etnológico,  fueron construidos en 1790 y se utilizaron para lavar la ropa hasta mediados del pasado siglo. Girando a la izquierda en la calle del Agua nos encontramos la Ermita de San Pedro de Arriba, una capilla rodeada por frescos que cubren sus paredes interiores y que hacen alusión a las virtudes teologales. Bajando por la Calle Pablo Iglesias no reincorporamos a la TF-28 hacía nuestra siguiente parada. Entre Pájara y El Escobonal la carretera no nos dejaba descansar entre curva y curva,  nos pareció muy divertido y entretenido. Pasando el pueblo de Fasnia, nos encontramos con las ruinas de la ermita de San Joaquín de la cual solo se conserva en perfecto estado el arco de medio punto. Subiendo y bajando montañas, con curvas pronunciadas y una vista increíble, nos dirigimos hacía La Tejita.

Nos desviamos cerca del Aeropuerto Reina Sofía para visitar la Cueva del Hermano Pedro, un santuario en cuyo interior puede observarse una escultura en madera del santo situada junto a las ofrendas que realizan los fieles y los pedazos de papel en los que escriben sus peticiones. Por la TF-643, llegamos a la Playa de la Tejita, una  playa de más de un kilómetro de longitud, se encuentra situada en El Médano, Granadilla de Abona, junto al majestuoso cono volcánico Montaña Roja. No se puede acceder hasta la playa en moto, así que optamos por aparcar  junto a la carretera del Médano-Los Abrigos donde hay un camino que nos llevó hasta la playa en cinco minutos. Por esta zona hay un montón de miradores y Blockhaus allemand Défense côtière que merece la pena visitar, nosotros preferimos relajarnos en la playa pata descansar de la primera tanda de la ruta.

Volvimos a coger la moto totalmente relajados y con las pilar cargadas para una tarde llena de descubrimientos. Abandonamos la costa por la TF-1 para llegar hasta el Parque Nacional del Teide, la parada que esperábamos con más ganas. Está situado en el centro de la isla, a una altitud media de 2.000 metros, y su cima representa el pico más alto de España, con 3.718 metros. Nos subimos al teleférico, cuya estación base está a 2.356m de altitud y la estación superior a 3.555m, una vez en arriba vimos unas vistas realmente espectaculares, pero, todavía no habíamos visto lo mejor. Desde aquí parte un sendero para ascender al cráter a pie, en una ruta de 40 minutos que merece totalmente la pena ya que desde arriba del todo se pueden ver hasta 4 islas, si que es cierto que cuando subimos el cielo estaba despejado. ¡Recordar que no se puede coger ni una piedra!

Después de esta parada nos dijimos al hotel ya que subir el Teide requiere estar en forma, según subes por el cráter el aire es más reducido. Por la TF-42 llegamos al Hotel La Quinta Roja THe Senses Collection, donde pasaremos la noche. Este último tramo fue bastante cansado y tuvimos que parar muy a menudo para coger fuerzas. Ya en el hotel aparcamos la moto, subimos  a la torre acristalada  para ver el atardecer mientras nos tomábamos un vino canario y papas “bonitas” con mojo. Una vista realmente espectacular donde ves como el sol se esconde en el mar, el mejor escenario para acabar esta ruta por Santa Cruz de Tenerife.

Rutómetro

Itinerario

Huelva- Santa Cruz de Tenerife- Molino de viento de Cuevas Blancas- Arco de piedra Tabaiba- Candelaria- Fasnia- Güímar- La Tejita- Costa Adeje- Parque Nacional del Teide- San Pedro de Daute

  • Ruta total:1.566 km (228 en Tenerife)
  • Época recomendada: Todo el año.

Puntos de interés

  • Mercado Nuestra Señora de África
  • Plaza de España
  • Castillo de San Cristóbal
  • Meceyes
  • Teide
  • Playa La Tejita
  • Parque Nacional del Teide
  • Cueva de Chingaro
  • Plaza de la Candelaria
  • Parque Etnográfico Pirámides de Güímar
  • Lavaderos de Chacaica

Hoteles recomendados

Regala la Escapada Motera
BMW patrocinio rutas
Descargar

Déjanos tus datos y descárgate la ruta en GPX para verla en tu navegador

BMW 1250RT