||Rutas para disfrutar la primavera en moto

Rutas para disfrutar la primavera en moto

Comienza el buen tiempo y con él, las ganas de salir a rutear con nuestra moto, el sol brilla aunque aún no calienta demasiado, las flores y los colores del campo empiezan a aparecer. Tenemos el ánimo mucho más alto y, como si fuésemos osos, las ganas de respirar aire fresco nos pueden. ¡Esta claro, la primavera nos activa!

Lo primero que tienes que hacer es prepara tu moto. Si este invierno no las has usado o lo has hecho muy poco, debes revisar ciertas cosas:

-Aceite

-Liquido de frenos

-Batería

-Todas las luces

-Cadena bien engrasada

¿Cuáles son las mejores rutas para la primavera?

En realidad, contamos con un país perfecto para cualquier parte del año, para mí en primavera el centro de la Península es lo más apetecible ¿Por qué? Fácil, no hace demasiado calor y muchas de las carretas no tienen sombra, las llanuras se llenan de flores, los campos de trigo están verdes… ¡Arrancamos! Primera, segunda tercera… ¡a Ruralkear!

RUTA 1

El Valle del Jerte

Si, es lo típico, pero es que es una maravilla y al menos una vez en tu vida tienes que hacerlo, en esta ruta se suman los puertos (Piornal y Honduras) con el río Jerte y su hermoso valle que justo en esta época y durante muy poco tiempo está lleno de flores de los cerezos.

Si continuamos el camino que nos regala el cauce del río llegaremos a Plasencia, una ciudad histórica con unas murallas que nos harán soñar.

Desde la medieval plaza mayor, siempre animada y perfecta para tomar un aperitivo al sol, continuamos la ruta hacia la comarca de La Vera, donde nos sorprenderán los secaderos de tabaco y las plantas de pimientos. Desde el pueblo de Jaraíz de la Vera, con fuerzas renovadas entre los centenarios robles nos dirigimos hacia el puerto del Piornal, una carretera angosta y algo peligrosa por la arena en su trazado que nos permitirá disfrutar de unas vistas increíbles sobre el Valle. Ya en la ciudad de Jerte, de nuevo junto al río podemos oler los cerezos y otros frutales tomamos la dirección del puerto de Honduras y Hervás. Una subida con varias “revueltas” en otra olvidada carreterilla con forma de serpiente. Si el sol aprieta podremos descansar mientras lo bajamos, entre los castaños y robles que con sus ramas hacen forma de un oscuro túnel. La bajada nos deja en Hervás, no hay que dejar de visitar sus juderías, de las mejor conservadas de España.

El hotel recomendado: La Casona de Valfrio en Cuacos de Yuste, Cáceres.

RUTA 2

La Sierra de Ayllón

No podía ser de otra manera, la zona donde he veraneado toda la vida en primavera es una maravilla y tenía que contároslo. También llamada “ruta de los pueblos Negros” por la arquitectura en pizarra de los tejados de muchos de los pueblos que pasamos. Comenzamos en la Villa de Riaza, camino de Sepúlveda, pasando por pueblos tan castellanos como Santibañez, Cantalojas, Cogolludo o Tamajón, desde ahí a Majaelrayo desde donde enfilamos uno de los tramos más bellos, el de la subida al puerto de la Quesera, una carretera semi olvidada en la que la vegetación comienzan a comerse los arcenes.

Abrir la visera del casco, reducir la marcha y respirar aire puro es una gozada en este punto, nos llegará el olor de tomillo fresco y la tierra húmeda por el deshielo. Alcanzado el Puerto de la Quesera comienza la bajada para detenernos a estirar las piernas en un punto mágico: el bosque de Hayas más al sur del continente Europeo.

Desde ahí seguimos bajando hasta llegar de nuevo a Riaza donde, recomiendo, tomar una cerveza con unos torreznos en El Pastor, en la entrada norte de la plaza, o disfrutar en el mismo ruedo, al sol, de unas patatas fritas que querrás llevarte a casa, caseras hechas en el mismo pueblo.

El hotel recomendado: Hospedería De Los Templarios, Sepúlveda

RUTA 3

El Canal de Castilla

Data del siglo dieciocho y se dice que incluso el italiano talentoso de Leonardo Da Vinci diseñó alguno de sus tramos.

La verdad que es maravilloso el sistema de exclusas y portones que se utiliza para mover los fardos de trigo de un lado a otro sobre el agua. El canal tiene tramos insospechados y perfectos para escuchar el agua y hacernos fotos. Desde Burgos a Palencia y desde allí a Valladolid, siguiendo su curso nos podremos relajar, disfrutar de las carreteras comarcales y probar los quesos y vinos, una vez la moto aparcada que nos ofrece esta tierra de Castilla.

Y si eres amante de la arquitectura podrás disfrutar del románico puro, bordeando pequeñas iglesias, cruceros en el camino, ermitas abandonadas y un verde esmeralda en el campo, producto del deshielo de la primavera.

El hotel recomendado: Hotel Rural La Tenada, Carcedo de Burgos

 

RUTA 4

Las Alpujarras

Qué gran momento esta primavera para disfrutar sin sofoco del sol del sur, de la montaña sin la fría nieve y de las curvas sin tráfico. Esto, junto con una gastronomía deliciosa y fresca y la posibilidad de parar a degustar ricas raciones del ligero frito andaluz es lo que nos ofrece la Ruta de las Alpujarras.

Desde Alahama de Almería entre carreteras secundarias y comarcales nos vamos acercando, bajando suaves puertos inundados de casitas blancas, a la montaña más alta al sur de Europa. Seguramente con alguno de sus reconocibles picos aún nevados. Granada esconde su mejor tesoro bajo tierra: el agua filtrada de las nieves que en primavera brota como por arte de magia. Estamos ya en la población de Lanjarón, después de habernos hartado de curvas y con mucho cuidado de no distraernos por el precioso paisaje por el camino, esta Sierra no tiene desperdicio y todo alrededor es precioso.

Más curvas nos esperan después de beber esta agua, en la que creyeron reyes y reinas era curativa.

Una ruta de montaña a pleno sol, que en esta época luce torrentes y neveros para gusto de nuestros ojos y oídos.

El hotel recomendado: Cortijo la Fe, Montefrío, Granada

Alicia Sornosa

Por | 2017-03-27T10:08:50+00:00 miércoles, 4 mayo, 2016|Consejos|

Deja un comentario