Darwin, finalista de la 2ª Edición de Cuna de Viajeros nos inspira con su ruta por Alicante

Para el día de hoy os traemos una ruta de nuestro amigo Darwin, finalista de la 2º Edición de Cuna de Viajeros. Nos ha preparado una ruta por Alicante para disfrutar de las mejores curvas que nos ofrece esta Provincia.

¡Esperemos que os guste!

Había programado una ruta por la Sierra de Madrid y alrededores, para un grandioso fin de semana, pero a este plan se me acopló un compañero no deseado, el mal tiempo. Me obligo a cambiar sobre la marcha todo lo que iba a hacer, pero en fin a veces es así, me pongo manos a la obra y a por una nueva ruta. 

Al encontrarme en Madrid, me dirigí al concesionario de BMW ubicado en Alcalá de Henares, ahí me esperaba una estupenda BMW R 1250 RT que sería mi compañera de fin de semana. Un vistazo al mapa, pero sobre todo al tiempo y fije mi objetivo en el sudeste peninsular, la provincia de Alicante en concreto. Me vestí de negro impermeable y salí en búsqueda del esquivo astro rey. 

Un lluvioso recorrido por autovía sería la toma de contacto con esta preciosa máquina, una auténtica maravilla, un prodigio de la tecnología. En marcha la gigantesca motocicleta enseguida se me mostró fácil de domar y me regaló una placentera conducción, pese a la tormenta que me acompañaba. 

Una vez en la Región de Murcia mi compañera de vida, Sandra se unirá a esta rápida aventura. Cargamos nuestros bártulos y nos dirigimos a Alicante. Tomamos la A-7 y AP-7 respectivamente, y así nos quitamos unos cuantos kilómetros rápidamente hasta la salida 681.  Tomamos rumbo a Jijona por la carretera CV-800 para disfrutar del conocido Puerto de la Carrasqueta. Gran cantidad de moteros, seguramente lo ha hecho alguna vez. Yo particularmente he estado aquí con todas mis motos, varias veces. 

Curva tras curva nos sumergimos en el corazón de la sierra alicantina y llegamos a la Venta Teresa, parada obligatoria, hacerlo es casi un ritual. El tiempo se detiene por un instante, es un placer llegar a este lugar tan familiar. Comida casera, un entorno tan acogedor que nos devuelve a la infancia, a recordar aquellos entrañables momentos en casa de nuestros abuelos. Sin duda alguna, este lugar tiene magia.  

Retomamos la marcha, nuevamente el rugido del motor boxer me estremece y saca mis mejores sonrisas, vamos disfrutando como niños de las curvas y el asfalto. No hay razón para las prisas, el paisaje es embriagador, sus tonos verdes parecen desvanecerse al paso y fundirse a lo lejos con el azul del mar. La ruta es espectacular a pesar de las rachas de un molesto viento que parece ensañarse a medida que avanzamos. 

El camino nos lleva hasta Alcoy, desafiante, entre valles, barrancos y montes, nos deleita en un paso rápido. Tomamos la carretera CV-70 que se deja ver muy divertida, y muy lejos de los tópicos de sol y playa, la montaña alicantina se presenta verde y exuberante, jalonada de preciosos pueblecitos, parques naturales, cultivos tradicionales y lugares repletos de historia y encanto que no deja de sorprendernos.  

La carretera nos adentra cada vez más en este maravilloso paraje y de repente el Castillo de San José, situado en lo alto de una peña dominando todo el valle, nos da una grata bienvenida, hemos llegado a uno de los pueblos más bonitos de España. 

Encaramado sobre un lienzo rocoso que sirve de abrigo y defensa, se alza El Castell de Guadalest, uno de los municipios más visitados de España, nos deleita con sus peculiaridades paisajísticas, históricas, culturales y urbanísticas. Nos introducimos en el pueblo y nada más dar unos breves pasos ya nos ha conquistado, cruzamos un túnel que atraviesa la roca de la montaña y nos situamos en el casco antiguo. Las calles de este pueblo nos transportan a otra época, se respira un agradable ambiente. 

Las vistas que nos regala desde sus balcones son hipnóticas, el azul turquesa del Pantano de Guadalest, entre las montañas de la Sierras de Xorta, Aitana y  Serella, son un manifiesto perfecto de la belleza en su máximo esplendor. 

Continuamos con la ruta, tomamos nuevamente la CV-70 que nos lleva por unas entretenidas curvas, perfectas para disfrutar de la RT y su motor boxer.  Estamos disfrutando intensamente, una sensación muy agradable se apodera de nosotros y de repente la ciudad de los rascacielos, Benidorm, se deja ver imponente y bella, pero esta vez no la visitaremos.  

Una vez aquí, tomamos nuevamente la autovía y nos dirigimos a Denia, este tramo no es precisamente divertido, aunque las vistas de la costa mediterránea, los destellos del sol en el mar te envuelven y cautivan.

Ya en Denia nos dirigimos al hotel Noguera Mar, anfitriones por naturaleza, con un trato único y cercano. Nuestra habitación excepcional, contaba con una amplia terraza con vistas a la bahía.  (Habitación doble especial con terraza) donde pudimos disfrutar de una bonita puesta de sol.

Una cena estupenda, un trato insuperable, la amabilidad y la cercanía de todo el equipo de Noguera Mar nos arropa de tal manera, que no querríamos marcharnos nunca; es una pena que solamente pasemos aquí una noche. Este amor por el otro, por mimar a los demás, se ha ido transmitiendo de generación en generación, un hotel familiar en el cual nos hicieron sentir parte de ellos. 

A la mañana siguiente, nos esperaba un delicioso desayuno, y después de una vuelta por los alrededores, cargamos nuestras cosas y nos dirigimos a Murcia, dejé a Sandra y tomé rumbo a Madrid. 

Y para cerrar con broche de oro antes de devolver esta espectacular RT, hice una rápida ruta por la Sierra Norte de Madrid. Un paisaje de fábula y el Embalse del Atazar fueron el mágico telón de fondo para despedirme de esta moto.  

Mientras las divertidas curvas de la carretera se iban calmando, dando paso a unas rectas aburridas, ya no tan agradables, nos dijimos adiós en un silencio sepulcral por mi parte y un gran rugido de ese motor bóxer que me dejó aún más enamorado de esta moto. 

Rutómetro

Itinerario

Murcia– Jijona – Alcoy– Embassament de Guadalest – Benidorm– Dénia – Sierra Norte de Madrid – Alcalá de Henares 

  • Ruta total: 825 km
  • Tiempo estimado: Dos días o más
  • Época recomendada: todo el año

Puntos de interés

  • Puerto de la Carrasqueta
  • Castillo de San José
  • El Castell de Guadalest
  • Pantano de Guadalest
  • Sierras de Xorta, Aitana y Serella
  • Sierra Norte de Madrid
  • Embalse del Atazar

Hoteles recomendados

Regala la Escapada Motera