Recorremos la Sierra de Guara, El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido a los pies de los Pirineos 

En España, la ruta motera arquetípica es la que recorre Pirineos de punta a punta. El Alto Aragón nos espera con el segundo Parque Natural de la Península más antiguo, sembrado de picos, glaciares, pueblos de pizarra y madera ennegrecida, nieve deslumbrante y todos los matices de verde imaginables., Disfrutaremos de una ruta en moto recomendable 100% donde nos enfrentaremos a pistas de distinto grado de conservación que nos harán pasar un buen día a lomos de nuestra moto.

Nos despertamos en pleno Parque Natural del Guara, en el hotel Alodia Turismo Rural, situado en la villa medieval de Alquézar, de arquitectura típica aragonesa, es también un centro de actividades de aventura por sus propios guías de montaña y barranquismo, si nos apetece alternar moto y deporte. En la estación de invierno podemos refugiarnos de las frías temperaturas del invierno en el cómodo sofá frente a su chimenea, ¡perfecto para descansar!

Alquézar, Huesca

Alquézar, Huesca

Antes de salir en ruta disfrutamos de un magnífico desayuno casero preparado con esmero por su cocinero; pan de leña tostado con mantequillas y mermeladas caseras, croissants, sobaos pasiegos y magdalenas , los fiambres de la tierra como la longaniza y el salchichón o el queso de la Sierra de Guara… ¡todo un festín para comenzar el día con energía!

Enfilamos la A-2205, cruzando alrededor de 60 kilómetros el Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, hasta llegar a Ainsa, la vieja y pétrea ciudad medieval. Es un pueblo de arquitectura tradicional bien reconstruido y enclavado en la espectacular naturaleza pirenaica donde las montañas empiezan a encresparse.            

Continuamos la ruta por N-260 para adentrarnos en El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, que ocupa 15.000 hectáreas tapizadas de hayas y robles preservando glaciares y varias cimas superiores a los tres mil metros de altitud. En contra de lo que muchos viajeros creen, Torla no es su única puerta de entrada sino que también se accede por los valles de Añisclo, Escuaín y Pineta.  Para llegar hasta el cañón de Añisclo, ascendemos 11 km. por la A-138 buscamos la carretera que sigue el curso del río Vellós.

Cañón de Añisclo, Huesca

Cañón de Añisclo, Huesca

Antes de alcanzar Lafortunada por la A-138, un desvío a la izquierda nos llevará hasta Tella –otra población con apenas una treintena de habitantes– en donde contemplar el dolmen megalítico y las ermitas de San Juan y San Pablo a los pies del Puntón de las Brujas, ejemplo de toponimia local por su culto a la brujería.

Durante 10 km ascenderemos entre altísimos murallones, vegetación y el río encañonado.  En la explanada de la Ereta de Bies aparcaremos nuestra moto para cruzar el puente de San Úrbez cuya vista desde el pretil nos producirá verdadero vértigo y, rebasando la ermita se inicia el camino al interior del Cañón de Añisclo, con flancos de 1.200 metros de desplome. Al lado Broto,  Nerín, Fanlo o Vio, son pueblos pequeños pueblos con encanto en los que Apenas encontraremos habitantes.

Otra ruta de alta montaña que une los valles de Cinca y el Ésera es la que nos adentra en los valles de Pineta y Barrosa.

Desde aquí iniciamos el camino de vuelta a descansar, esta vez en el Hotel Santa Cristina Petit Spa en Canfranc cogeremos la N-260 para llegar. Pero antes de llegar a nuestro hotel, haremos una parada en la Canfranc-Estación Internacional un edificio bañado de diversas influencias arquitectónicas que se creó como gran escaparate de España ante los visitantes extranjeros. Si quieres ver más, informaros sobre sus increíbles visitas guiadas. En el nos encontraremos un sitio de foto con montañas nevadas de fondo que nos transportará a otra época.

Estación Internacional de Canfranc

Ahora sí, después de la parada ponemos rumbo a nuestro  maravilloso hotel de montaña con techos de madera pintados y grandes cristaleras. Al llegar nos dirigimos a su terraza donde podremos ver caer la nieve desde sus acristaladas paredes tomando una buena bebida caliente. También tenemos la opción de visitar el Spa, donde entraremos en calor después del largo viaje con un circuito termal o un relajante masaje con vistas.

Cuando caiga la noche nos encontraremos una cálida estancia donde podremos recordar todo lo vivido en esta ruta por los Pirineos aragoneses como broche de oro a este magnífico día.

Hotel Santa Cristina Petit Spa

CONSEJOS MOTEROS 

  • Mucha precaución con los aludes y desprendimientos de rocas. También hay que tener especial cuidado con el ganado suelto cruzando la carretera.
  • Las estaciones de servicio escasean en el Alto Aragón.

Rutómetro

Itinerario

Alquézar > Ainsa > Labuerda > Tella > Fanlo > Broto > Canfranc

  • Duración: 5 horas
  • Ruta total: 234 Km
  • Época recomendada: Todas

Puntos de interés

  • Ainielle en Biescas: Pueblo deshabitado en el que Julio Llamazares inspiró La Lluvia Amarilla
  • Biescas :casonas renacentistas e iglesia parroquial
  • Ainsa: Plaza porticada medieval, castillo, claustro e iglesia de Santa María
  • Parque de Ordesa y Monte Perdido, las cascadas y los circos de Carriata y Catatuero.
  • Dolmen de Tella y arte paleolítico de la cueva de Formón.

Restaurantes recomendados

  • Restaurante Callizo en Ainsa (Huesca).
  • El Montañés en Biescas.

Hoteles recomendados

Regala la Escapada Motera
Descargar: huesca.gpx

Déjanos tus datos y descárgate la ruta en GPX para verla en tu navegador